Capítulo de las Confesiones. Parte Final

Posted in Capitulo de la Confesiones Temporada Completa by Kruger on 26 noviembre 2013

El detective Howard Dent, se encontraba en su departamento cuando recibió una llamada.

–       Howard, necesito un favor.

–       Charlie, hace una semana que me nombraron detective y ¿me pides favores?

–       Disculpa que te llame tan tarde pero estoy encargado de un nuevo caso y como supervisor tuve que dejar la ciudad, dejando algunas obligaciones inconclusas, como la apertura de nuevos casos. Tú sabes como soy Howard.

–       Y Seguramente quieres que yo te cubra.

–       No te lo pediría si no fuera importante.

–       Bueno esta bien dime que puedo hacer.

–       Me reportaron que hace algunas horas un grupo de bomberos fueron llamados por 782.

–       Un incendio en una localidad, seguramente debió ser una casa. – Supuso Howard.

–       Así es – Afirmo Charlie – Fue en una casa en las afueras de la ciudad, de una propiedad que aun estamos investigando. Desafortunadamente hubo victimas dos personas murieron dentro. Un menor de aproximadamente 9 años y un adulto de 40.

–       ¿Y las causas del incendio?

–       Aun no esta aclaradas, los primeros indicios dan cuenta de que fue un accidente. – dijo Charlie haciendo un pausa antes de añadir – sin embargo si no fuera por el sobreviviente….

–       Espera – Interrumpió Howard – me estas diciendo que existe una tercera persona, ¿un testigo?

–       Si y no. El primer informe indica que fue intencional.

–       Así que un sospechoso ¿cual es el estado del agresor?

–       Tiene quemaduras de primer grado, nada grave pero se niega a hablar con alguien o al menos eso me informaron. En este momento esta internado en un hospital infantil en el centro de la ciudad.

–       ¿Qué? ¿Es un niño? ¿quieres que interrogue a un niño? Que se encarguen los servicios infantiles no entiendo porque me involucras.

–       Si no fuera serio no te lo pediría, hay algo detrás de todo esto, algo que estado investigando tiempo atrás, pues precisamente el hombre de 40 años era sospechoso de 3 muertes y creo que este niño debe saber la verdad, posiblemente sea su hijo aunque en algunas horas me confirmaran ese dato.

Howard delibero un momento dentro de si. Ahora que era detective tenia libertad de información en un caso que siempre deseo investigar y se prometió que siendo detective cumpliría su cometido, tal vez el favor de que le pedía Charlie lo demoraría  un poco pero de cualquier manera su instinto le decía que debía acudir.

– Bien Charlie, dime el numero de habitación y cama, salgo para allá ahora.

Eran las 8:30 de la noche las luces fluorescentes de la sala de espera se hacían tediosas y aburridas. Howard estaba inquieto, deseaba con ansias hablar con el niño para poder aclarar este caso.

–       ¿Esta seguro que desea interrogarlo? – pregunto la enfermera de turno – no seria mejor esperar hasta mañana el esta ileso aunque bastante decaido.

–       Como le dije antes solo cumplo ordenes- mintió, el sabia que era un favor el que estaba cumpliendo – solo espero que me responda preguntas básicas nada mas.

La enfermera lo dejo pasar, y lo que vio detrás de la puerta era lo que esperaba, era un niño de aproximadamente 10 años sentando en aquella cama de hospital con las manos vendadas, el cabello desarreglado, rasgos finos y con la mirada perdida, al parecer estaba muy triste y deprimido. Howard levanto una silla y se sentó a su lado.

–       Hola – dijo – Mi nombre es Howard, soy algo así como un detective, espero que estés bien. ¿Cuál es tu nombre?

El pequeño no respondió continuaba con su mirada fija en la nada.

–       Bueno pequeño, al parecer tuviste mucha suerte de salir de ahí, ¿No recuerdas que pudo ocasionar el incendio?

Nuevamente silencio, Howard podía sentir el conflicto interno dentro del chico, estaba claro que algo ocultaba o que simplemente tenía miedo de decirlo o admitirlo.

– Lo siento pequeño, espero no haberte asustado, es una situación muy difícil la que atraviesas ahora y solo vengo aquí a hacerte preguntas. – Se levantó de la silla y camino lentamente hasta la puerta –  Volveré otro día cuando estés mejor y me puedas contar   que le paso a tu familia.

–       NO ES MI FAMILIA – grito el muchacho.

Howard se estremeció, no por lo que dijo sino como lo dijo, jamás había escuchado en su larga carrera como policía a un niño con tanto odio contenido y aquellas palabras salieron como fuego de su boca.

–       Eh, tranquilo pequeño……

–       NO ME DIGAS PEQUEÑO- interrumpió el niño- el me quería porque era su pequeño- termino diciendo en un susurro casi inaudible.

–        Oh, lo siento y como quieres que te llame.

–       Tom – dijo finalmente y lo miro a los ojos.

–       Muy bien Tom, quieres contarme que paso.

Pero el niño comenzó a llorar, un lamento triste y desahogante, se podía sentir una pena cargada en su corazón. Howard se sentía agobiado e identificado con el pequeño.

–       El dolor es algo con lo que no siempre se puede tratar pero a veces es necesario – dijo el detective, mientras se acercaba a su cama hasta quedar a su lado – no debes afrontarlo solo.

–       Debería morir – dijo Tom – debería haber muerto en aquella casa para no seguir sufriendo, ahora no tengo a nadie……….no tengo a nadie.

Se volvió a ahogar en su llanto, las lagrimas caían de su mejillas y el no podía secárselas. Howard lo vio como su retrato de años atrás, se vio llorando de la misma manera cuando perdió a su hija,  nuevamente se sintió solo, como siempre había estado, pero como nunca deseo estar. Aquel niño despertó un sentimiento que quiso olvidar pero que siempre estuvo presente en su vida. “Nadie merece estar solo” se dijo así mismo y en ese instante hizo algo que ningún detective debería hacer: Abrazar a un sospechoso.

– No estás solo Tom y no digas que no tienes a nadie.

FIN

Capítulo de las Confesiones. Parte 4

Posted in Capitulo de la Confesiones Temporada Completa by Kruger on 26 noviembre 2013


–       Papá

–       Michael, hijo, ¿como estas?

–       ¿Ya no me quieres?

–       Lo siento Michael, creo que………..no.

–       ¿Por qué?

–       Lo siento hijo, pero es porque yo siempre soy así. Jamás me conformo.

–       ¿A que te refieres?

–       Bueno, yo siempre te quise. Desde que fuiste un bebe siempre me fije en ti. Sabía que en el futuro serias el niño más bello del mundo y no me equivoque si eres el más bello. Me obsesione contigo no te dejaba de admirar, eras mi mundo y tu madre era muy sobre protectora, no te dejaba solo ni un minuto y aquello me irritaba. SOY UN PEDERASTA HIJO, y te desee con todas mis fuerzas y sabia que serias mió y me amarías. Yo te poseería y que te cogería, pero me tuve que reprimir, me reprimí por muchos años y tú crecías tan rápido que muchas veces no me aguantaba.

–       Pocas veces te dejaban solo conmigo y aprovechaba para acariciarte y besarte mientras dormías tu siesta, pero tu madre siempre tan pendiente creo que sospechaba de mis toqueteos contigo y te separaba de mi, ella viajaba contigo y me alejaba de ti por varias semanas, eso me ponía de malas me ponía colérico, estaba fastidiado de esa sobreprotección, te deseaba tanto pero también quería que tu disfrutaras de mis cariños y para ello los dos debíamos estar solos y quería enseñarte tantas cosas, pero tu madre siempre estaba en medio de los dos, impidiendo mis planes y tu crecías tan rápido, ya tenías 5 años y no podía aguantar de tenerte solo para mi, así que empecé a odiar a tu madre, ahora te amaba más a ti que a ella y sabia que solos tu y yo seriamos felices. NO TUVE ELECCIÓN, YO SOLO TE QUERIA A TI NO A ELLA.

–       No papá – dijo Michael sollozando – TU.

–       Ella no permitiría nuestro amor, no lo toleraría, me llevaría a la cárcel por depravado, pero que sabe ella, no entendía que te necesitaba para estar completo, así que no tuve otra opción.

–       ¿La mataste, papá? – Dijo Michael mientras las lágrimas caían de sus ojos.

–       Lo siento, lo siento, lo siento, hijo – dijo el padre con palabras quebradas –  pero ya era tiempo de que seas solo mió, así que tuve que hacerlo, no fue fácil.

–       Temprano por la mañana después de que fuiste a la escuela, ya compre antes el veneno y lo puse en su té matutino que siempre tomaba y cuando se lo tomó me asuste mucho, no paraba de convulsionarse y gritar. No olvidare esa mirada suya antes de que dejara de respirar………..odio, furia en sus ojos como jamás había visto antes, pero aquello de alguna manera me causo placer.

–       CALLATE – grito Michael, tapándose los oídos, sin embargo aun continuaba escuchándolo era como si la voz de su padre estuviese dentro de su mente.

–       Después tuve que limpiar y metí el cuerpo en auto y arranque hasta afueras de la ciudad y la enterré donde sabia que nadie jamás la encontraría y volví antes que regresaras de la escuela para decirte la trágica noticia, que tu madre nos había dejado a los dos solos, para siempre.

–       Créeme que desde ese día me sentía liberado, sentía que podía poseer todo lo que quisiese y más que todo podía disfrutarte a ti. Así que comencé a compartir contigo todo lo que quisieses y enseñarte a amar. Realmente fueron los días más felices de mi vida.

–       Pero, de alguna manera que no creía posible comencé a aburrirme. Como ya te dije hijo no me conformo con nada y en algunas noches comenzaba a fantasear con Tom. Desde que lo vi por primera vez me pareció un niño con una belleza especial, era tan despierto y atrevido, me encantaba nuestros días de visita junto a sus padres, lo admiraba en secreto y lo deseaba también.

–       La carne es débil hijo, no podía contener estos impulsos y todo lo que deseo lo obtengo, pero sus padres eran tan puritanos, peores que tu madre, tan protectores y reservados. A pesar de ello me dispuse a idear un plan para obtener a Tom y aquello implicaba claramente eliminarlos del mapa.

–       Obviamente lo hice mientras tú estabas en la escuela, fueron semanas de observación y deliberación interna, buscando un punto ciego dentro su itinerario y buscar la mejor manera de actuar sin verme implicado. Halle la solución de manera espontánea muchos días después de estarlos observando, ellos tenia una vieja camioneta Chevrolet de los 70 y su recorrido solos implicaba dejar a Tom en la escuela. Y entonces ya sabía que hacer, era tan perfecto, sutil y a la vez trágico. Así que lo hice, LO HICE, primeramente arregle un testamento falso el cual me otorgaba a Tom en completa custodia. Los familiares cercanos de Tom eran inmigrantes por lo que estaba completamente seguro que no se preocuparían por el. Y para finalizar mi perfecto plan, dañe los frenos del cacharro que tenían por auto.

–       Por favor, papá, ya basta – suplicaba Michael – No sigas por favor.  Me duele mucho.

–       El desenlace fue perfecto –continuo su padre, como si no hubiera escuchado el lamento de su hijo –  recibí la llamada y tuve que fingir dolor porque estabas presente, pero por dentro estaba tan feliz JAJAJA. NO SABES LO FELIZ QUE ERA. Ahora Tom era MIO, el era tan perfecto como tu.

–       Y sabía que tú eras muy posesivo Michael. Casi igual a mí. Sabía que entre tú y Tom habría competencia y aquello me hizo mucho más fácil las cosas. Esta noche fue la más perfecta de todas, los hice MIOS, tal y como había fantaseado y se que serán míos por muchos años más.

–       ¿Que pasara en el futuro papá? – Dijo Michael acongojado – ¿Cuántos años más vas a utilizarnos?

–       Como ya te dije antes, hijo, no me conformo con nada – respondió el padre – seguramente me aburriré de ustedes cuando cumplan 13 años, ya habré hecho lo que a mi me plazca y después buscare a otras victimas, sabes que también fantaseo con hacerlo con 5 niños a la vez. Y me he demostrado que puedo hacerlo ¿o no Michael?

–       ¿Y que harás con nosotros?

–       ¿No es obvio?, lo mismo que a tu madre, morirán cuando menos se lo esperen.

–       ¿Por qué?

–       Por que soy un pederasta hijo, y siempre deseo más, tu y Tom me hicieron dar cuenta de ello, por lo que siempre buscare algo nuevo con que experimentar y  con ustedes no es suficiente.

–       ¿No hay algo que pueda hacer?

–        DETENME

Michael abrió los ojos, el cuarto estaba oscuro y el continuaba en tirado en la alfombra. Desnudo y de frió se levanto sigilosamente y antes de salir de la habitación miro atrás y vio a su padre dormido profundamente abrazado de Tom.

Cerro la puerta tras de si, se vistió, se sentó en el sofá y se puso a llorar, no por lo que había pasado sino por lo que iba a hacer.

Capítulo de las Confesiones. Parte 3

Posted in Capitulo de la Confesiones Temporada Completa by Kruger on 26 noviembre 2013

El vaivén era agónico, sentía la respiración agitada de su padre sobre su rostro, Michael estaba todo sudoroso por el esfuerzo apenas podía percibir la realidad, sus ojos se nublaban, su corazón se acelero, escuchaba el ruido de sus nalgas chocando contra la pelvis de su amante. El dolor era demasiado grande para poder aguantar y aun así el ya no podía gritar simplemente las lagrimas caían de su rostro.

No sabia cuanto tiempo había pasado pudieron ser horas de intenso dolor el no lo sabia, las posiciones de penetración cambiaban sin darse cuenta, ahora su padre lo mira de frente y le besaba los labios mientras lo penetraba con fuerza haciendo temblar la cama con violencia, sentía la cabeza entumecida con el sonoro eco de la penetración en su mente, no sentía sus piernas que eran agarradas por las brazos de su progenitor, sus manos colgaban a los costados y ya no respondían, no sentía gran parte de su cuerpo estaba sometido a la voluntad de su padre.

Ahora sus  manos lo agarraban por su espalda y lo levantaban de manera que estaba perpendicular a la posición de la cama y su padre se había echado y lo levantaba y sentaba para según el “gozar más”, en aquella posición su cabeza le pesaba, apenas la podía mantener erguida, la penetración era más profunda sentía que la verga le llegaba hasta la garganta y nuevamente el vaivén.

Parecía que su padre disfrutaba verlo sufrir, no se preocupaba por los constantes quejidos de dolor de su hijo, solo quería sentirlo tan dentro de el como fuese posible, de cualquier manera  el clímax estaba cerca.

–       Ya me tienes Bien caliente mi niño – dijo el padre extasiado- acabemos ya con esto.

Lo levanto bruscamente y lo coloco en la posición de perrito con el ano bien abierto, coloco la gruesa verga en la entrada y de una estocada se la clavo hasta el fondo. Michael que hasta ese entonces no había pronunciado ninguna palabra soltó un tremendo grito lastimero, el dolor era demasiado fuerte para poder soportarlo estrujo las sabanas con sus manos mientras sus lagrimas caían fluidamente de sus ojos, poco a poco perdía la conciencia, su vista se nublo, sus parpados se le cerraban mientras sentía todo el peso de su padre sobre el.

El colchón se hundía con el y su padre encima y antes de perder la conciencia escuchaba el grito de éxtasis de su padre que se perdía en el eco infinito de su conciencia y después…………..silencio.

Michael creía estar flotando en un espacio negro infinito sin embargo podía percibir que su cuerpo estaba inerte en el suelo, a lo lejos se escuchaba un eco que cada vez se iba acercando hasta lograr un solo sonido, el sonido al parecer era de unos gemidos pero estos gemidos no era de su padre pues se escuchaban más agudos como los de un niño…………………Tom.

En un estado de semi-inconciencia Michael abrió levemente los ojos, la luz del foco le lastimaba a vista pero escuchaba con más claridad y sus otros sentidos le fueron devueltos poco a poco.

Ya sabía que la superficie del suelo era dura por lo que supuso que se encontraba en el suelo tal vez no muy lejos de la cama, se sentía entumecido y con un tremendo dolor como si un auto se hubiese estacionado encima de el, también se dio cuenta que seguía desnudo por el frió que sentía en su cuerpo.

Abrió levemente los ojos la luz ya no lo lastimaba tanto, escuchaba el rechinido de la cama y los gemidos de Tom, levanto la vista y solo pudo ver las manos de su primo aforrándose a las sabanas y  su padre estaba al otro extremo porque pudo distinguir sus piernas.

–       ¿Que tal Hijo mió te gusta? – escucho a su padre – ¿Te gusta como te cojo?

–       Si, papá duele pero me gusta – Respondió Tom.

–       Tu hermano Michael no puede aguatar – rió su padre – se la metía como a ti y ya se estaba muriendo.

–       Ah………Ahhh….- gemía Tom – pero tu métemela más fuerte que a el.

–       ¿ASI TE GUSTA? – Vocifero el padre y los rechinidos de la cama se escuchaban más fuerte.

–       Au…… au…au, Si esta rico – se quejaba Tom – dale mas, que yo aguanto.

Michael podía ver como se asomaba la cabeza de Tom que continuaba siendo cogido, al parecer la mirada de Tom era de triunfo sus ojos brillaban a pesar de su dolor, talvez la sed de victoria le daba fuerzas para aguantar o incluso disfrutar de la cogida. Michael se sentía vació como si no tuviese nada, nada en este mundo por el cual seguir luchando. Su primo le había arrebatado todo el amor de su padre y eso lo devasto. Ahora un nuevo dolor se apodero de el no era solo el de su cuerpo sino también su corazón, se exprimía por dentro era un dolor aún más desolador, nuevamente se le nublaba la vista y perdía la conciencia, su primo sonreía y gemía tan fuerte como un canto de victoria mientras se apagaba la vida de su primo. Nuevamente Michael se sumergía en ese espacio negro infinito y se escuchaba perderse el sonido del rechinido de la cama que se convertía en eco y después……………….silencio.

Capítulo de las Confesiones. Parte 2

Posted in Capitulo de la Confesiones Temporada Completa by Kruger on 26 noviembre 2013

–       Eh Michael para ya – le dijo su padre – es el turno de Tom.

Tom al escuchar esto aparto la vista del televisor y se dirigió rápidamente a apartar a Michael del miembro de su padre.

–       Aún se la dejaste chiquita, hermano – río Tom, al tiempo que agarraba la verga y la comenzaba a jalar con rapidez.

Michael le hizo gesto con la lengua y se aparto a mirar la tele, sin embargo ya se imaginaba como se la estaba jalando, ya conocía las “técnicas” de su odiado primo, las estuvo observando escondido todas las veces que este iba al cuarto de su padre. Fueron varias noches de encuentros ocultos entre esos dos, le daba triste y rabia saber que su padre prefería a Tom que a el, no entendía porque lo quería más a el, talvez era que era un poco más robusto o inflado, o esas malditas nalgas paradas que tanto tocaba su padre. Las noches de placer oral se extendían más y más, hasta que su padre un día decidió confesarle el “secreto” a Michael, simplemente dijo:

–       Michael, desde hoy nuestras sesiones ya no serán ocultas. Tu hermano Tom a aprendido todo lo que sabes así que será muy divertido compartirlo entre ambos ¿no les parece?

Tom miraba a Michael con esa típica sonrisa ensanchada que el odiaba, simplemente se limito a asentir la orden de su padre jurándose a si mismo que sería mejor que su primo para recuperar el amor de su padre.

Pasaron los meses y la rutina era casi la misma para Michael Levantarse, desayunar, ir a la escuela, volver a casa, almorzar, hacer la tarea y llegada la noche chupársela a su padre. Era prácticamente una competencia ambos se turnaban para mamársela y ganaba el que haga eyacular primero, casi siempre ganaba Tom y eso ponía furioso a Michael.

Ahora Michael tenía 9 y nuevamente era una de esas noches de competencia perdida, seguramente Tom volvería a ganar y eso de por si ya le molestaba. – Ojala hubiese una forma de ganarle a este perro- pensaba Michael.

–       Bueno mis niños – empezó a decir su padre – como ya están más grandecitos creo que es tiempo de de cogerles el culo.

–       Como en las películas que nos mostraste – interrumpió Tom.

–       Así es Tom, hoy van a conocer lo que es el verdadero placer, así que TOM tu primero vamos a mi habitación.

–       No¡¡¡¡¡ Grito Michael, sabia que era su oportunidad para ganarle a su primo y recuperar el cariño de su padre, el sabia lo que le haría y no sería nada grato al menos eso pensaba el, pero con tal de ganarle a Tom era capaz de cualquier cosa.

–       Yo primero papá, por favor – continuo Michael.

Su padre dudo unos instantes pero acepto de todas formas el que menos perdía era el.

–       Muy bien, entonces Michael primero y después vienes tu Tom ¿de acuerdo?

Tom se limito a asentir mirando furiosamente a su primo, pero Michael disfrutaba aquella expresión.

Ambos se dirigieron al cuarto y dejo entrecerrada la puerta pues sabía que su primo estaría observando desde afuera del cuarto.

–       Muy bien hijo, empecemos con una tremenda mamada, déjamela tan parada  para que te la pueda meter hasta adentro.

Michael asintió y acostados en la cama comenzó a mamarle la verga con esmero y con su mente puesta en ganarle a su primo, así que se dejaría hacer lo que su padre quisiese para que de esta manera pueda recuperar el cariño de su progenitor. Entusiasmado, Michael se atragantaba con el enorme falo, tanto así que casi se atraganto 2 veces pero continuaba engulléndolo hasta chocar con sus bolas, le sacaba tremendo brillo a ese pedazo de carne. Los gemidos de su padre se hicieron más audibles comenzó a acariciarle el cabello y presionarlo para que continue con su hazaña, hasta que la verga quedo tan grande como la primera vez que se la había mamado.

–       Mira como me la dejaste, creo que comenzamos porque te tengo muchas ganas, ponte de cuatro.

Antes de voltearse  observo la puerta y vio que Tom no perdía detalle de la escena, rió para si pues le encantaba que su primo le envidara. “Ahora EL es solo mió”- pensaba.

Se puso de cuatro y separo las piernas, inmediatamente sentía las caricias de su padre que recorrían todas sus nalgas ponía un dedo en su anito y lo bajaba hasta el comienzo de sus testículos, le había acariciado de esa manera en anteriores oportunidades pero nunca con tanto esmero, le gustaba que lo acariciara de esa manera sentía que se sonrojaba y como su pene crecía, su padre también pareció notarlo  pues cómenos a masturbarlo con mano mientras con la otra continuaba acariciando su culito.

Pasaron algunos minutos y Michael noto que las caricias se hacían húmedas se toco las nalgas y para su sorpresa estaban empapadas con una sustancia muy resbaladiza.

–       Es aceite para bebe y vaselina mi hijo, es para que no te duela tanto cuando te la ponga. Ya es tiempo de gozar.

Sentía como la punta de su dedo lo invadía, la lubricación reducía el dolor y le sensación era familiar para el, trataba de disfrutar la sensación pero no podía de alguna manera aquello lo incomodaba. La mitad del dedo índice de su padre estaba dentro de el y continuaba su viaje, Michael se aguantaba la intromisión, sintió un poco de alivio cuando todo el dedo entro porque no había más presión para el ano, sin embargo cuando lo sacaba y lo metía nuevamente lo ponía más incomodo casi dolorido. Comenzó a sentir miedo pero no se quejaba trataba de disimular algunos gemidos como había escuchado en esas películas porno de hombres, aquello le gusto a su padre quien acelero los movimientos con el dedo. El dolor se volvió más punzante, apretó los dientes  pero siguió con el falso gemido.

–       Muy bien putito si te gusto tanto ahora vas a gozar más.

Y dicho esto y sin previo aviso encajo el otro dedo más y lo metió profundamente, Michael dejo escapar un pequeño grito de dolor y frunció su ano pero su padre lo agarro por la cintura dejando que los dedos continúen profundamente enterrados, sentía como si lo atravesara una aguja que llegaba hasta la punta de su cabeza, aguanto las lagrimas y sus manos estrujaban las sabanas.

–       Talvez te duela un poco pero después los disfrutaras hijo, así que tranquilo y afloja un poco para que no te duela tanto.

Michael se armo de valor y aflojo el ano y sentía como los dedos entraban un poco más provocando un dolor más agudo y con ello no podía pensar bien, el dolor se hizo mas agudo pues se lo metía y sacaba con rapidez, agacho la cabeza contra la cama y apretó sus dientes con más fuerza no había otra forma de soportar el dolor no le gustaba para nada la sensación y peor aun mostrar debilidad frente a su primo que seguramente estaría observando pasara lo que pasara tenía que aguantar y peor todavía fingir que le gustaba.

De repente la intrusión pasó y sintió como sus nalgas eran abiertas de par en par por su padre.

–       Mira que grande a crecido el culito, creo que ya estas listo hijo, déjame estar dentro tuyo que ya no aguanto estas ganas que tengo de cojerte.

La cama se hundió ante el peso de su padre, de rodillas tras de el, en posición amenazante con la verga bien parada apuntando a su estrecho ano. Michael supo que aquello no seria nada agradable hundió su cabeza lo más que pudo a la cama, apretó los dientes con fuerza y cerró los ojos.

Capitulo de las Confesiones. Parte 1

Posted in Capitulo de la Confesiones Temporada Completa by Kruger on 26 noviembre 2013

Michael creía que lo que estaba haciendo era lo mas natural del mundo. Estar de rodillas entre las piernas de su padre chupando su pija como si fuera un helado, succionando y succionando ese pedazo de carne caliente que se hinchaba, le dolían las mejillas por el movimiento de succión y porque la verga era muy grande y el se la metía hasta el fondo. De reojo veía el rostro de su padre que parecía estar más atento a la televisión o a su primo que estaba atrás de Michael completamente desnudo.

Antes no era así, recordaba que hace un par de años atrás cuando el tenía 7 años su padre le prestaba toda la atención posible, los regalos y los juegos de video los traía casi a diario, en parte Michael pensaba que aquello era para olvidar a su madre que los había abandonado cuando Michael tenía 5 años, simplemente un día había desaparecido cuando el regreso de la escuela, su padre le había explicado con lagrimas en sus ojos que se ella no volvería y que ahora el  se haría cargo de todo.

Pasaron los meses y Michael siempre estaba triste y melancólico recuerda que sus profesores lo veían muy retraído y aislado de los demás compañeros, su padre hacía todo lo posible para que Michael se sintiera mejor, renuncio a su empleo y abrió una oficina en casa donde vendía artículos electrónicos por Internet por esta razón la casa estaba llena de cosas novedosas que sin duda distraían a Michael, pero aun así el se sentía solo, en las noches iba al cuarto de su padre a dormir a su lado, se acurrucaba en su pecho y le pedía que lo abrasara, su padre obedecía y apretaba su cuerpo con el de su hijo mientras este lloraba en silencio.

Pero una noche mientras Michael dormía con su padre este le empezó a acariciar el cuerpo de principio a fin, Michael no entendía muy bien lo que sucedía pero de todas formas no dijo nada el era su padre y simplemente no podía objetarse, sentía que las caricias de su padre se hacían mas rudas las fricción de sus manos le oprimía las manos, las piernas, el pecho. La respiraron de su padre era jadeante como si le costara respirar años mas tarde entendería que su padre estaba excitado. Las caricias continuaron y comenzaron los besos, le besaba los cachetes, el cuello, la espalda, después le quito el pijama casi de un tirón y de nuevo los besos, Michael los sentía calidos y húmedos pensaba que su padre estaba expresando su amor por el, un amor que nunca lo había demostrado hasta entonces y de alguna manera ese pensamiento le gusto, sentía que su padre le ofrecía el amor que su madre nunca le habría dado y eso le hacía sentir feliz, se prometió a si mismo que nunca perdería ese amor y que haría cualquier cosa con tal de retribuirle el amor que su padre le ofrecía.

Michael se encontraba boca arriba completamente desnudo, su padre continuaba con los besos en todo su cuerpo, besando y lamiendo. Los sentimientos en Michael eran diversos entre la vergüenza y la curiosidad, entre la incertidumbre y la ansiedad, entre el deseo y la indiferencia. Empezó a gustarle todos los besos, empezando a creer que eso era normal ya que los dos vivían solos.

De repente un estremecimiento recorrió su cuerpo, algo húmedo estaba en su pene, la cabeza de su padre estaba posado en el, si querer Michael comenzó a retorcer sin saber si quería continuar o no, le comenzó a gustar la lamida se retorcía en la cama, estiraba las piernas y su respiración aceleraba, se comenzó a sentir excitado, jamás lo había sentido pero le gustaba.

Su padre termino y se recostó a su lado dejando a Michael sudoroso y con mucha ansiedad, miro a su padre y lo vio sonriente, jamás lo habías visto tan feliz ni siquiera cuando su madre vivía con ellos, Tal vez era lo correcto pensaba, hacer sentir a su padre feliz era lo único que le importaba.

Michael se recostó sobre el pecho de su padre y estiro su pierna sobre el abdomen y ahí durmió junto a él.

Volviendo a la realidad Michael, se continuaba chupándole el pene a su padre de manera continua, chupaba y chupaba pero su padre parecía no disfrutarlo, se notaba que estaba concentrado mas en el culo blanco de su primo Tom que miraba distraídamente la televisión.

Maldita la hora en que llego Tom- pensaba Michael.

Si hacia tan solo 5 meses que vivía con ellos debido a que los padres de Tom habían muerto en un accidente de auto. Michael recuerda aquel día de la llegada de Tom.

Era domingo por la mañana y como ya era tradición Michael se encontraba en plena sesión de sexo oral, ya era mas de un año que lo practicaba después de las continuas enseñanzas de padre, que al principio parecían incomodas se fueron transformando en necesarias para ambos. Michael no era feliz si su padre tampoco lo era, se había prometido a si mismo que haría todo lo posible para sacarle una sonrisa a su padre y parecía que la mejor manera según le había enseñado su padre era el sexo oral y desde el día que le había platicado y enseñado todo acerca del sexo oral, y desde entonces las mamadas se convirtieron en una rutina para Michael al principio era raro pero cara de satisfacción de su padre era tan evidente que simplemente no se resistió y todas las veces que su padre se lo pidiere el aceptaría con gusto.

Entonces comenzó lo que parecía un ciclo interminable, las exigencias de su padre eran cada vez mayores y Michael las obedecía sin chistar. Cualquier lugar era propicio para una buena mamada el cuarto principal, el baño, la ducha, cerca de la ventana, en el baño de un centro comercial, etc. El lugar preferido por ambos siempre echados en la cama frente a la televisión cada domingo en la mañana.

Pero esa mañana fue diferente. Michael se encontraba en plena sesión oral cuando de repente llaman a su casa, su padre contesta, su inquietud se vio reflejada en su rostro al instante colgó el teléfono minutos después, rápidamente se vistió y salio de la casa sin darle ninguna explicación a Michael; esa fue la primera vez que Michael se sentía rechazado. Horas más tarde ese mismo día su padre llego pero no estaba solo, junto con el apareció el creído de su primo los dos eran muy parecidos de aspecto físico, casi de la misma altura, el mismo color de piel bastante claro, el mismo color de ojos (cafés claros) y pelo. Lo único diferente eran los rasgos faciales el tenia una sonrisa mas amplia y ojos mas grandes algo más robusto que atlético.

Llego perturbado y muy cabizbajo, seguramente triste por la perdida de sus padres. Se instalo en la habitación de Michael, sus cosas se trasladaron desde su antigua casa y su padre le había dicho que era el nuevo miembro de la familia y que a partir de ere día ambos eran hermanos.

Michael era posesivo y la llegada de Tom no era más que un estorbo entre el y su padre pues sabia que su relación ya no sería la misma. Pasaron los meses y las cosas cambiaron bastante tuvieron que reservar sus momentos intimo a causa de Tom, Michael trataba de llegar temprano a casa de la escuela para poder disfrutar un momento a solas con su padre, al principio funciono  Michael continuaba con teniendo sexo oral con su padre por lo menos 5 minutos antes de que llegue Tom, sin embargo al parecer Tom era también posesivo y no tardo en darse cuenta de ello y vigilaba a su primo más de cerca para que este no se adelante.

La relación entre primos se fue haciendo más tensa, cada uno quería tener más atención por parte del padre de Michael. Un día Tom en plena madrugada salio de la habitación donde ambos dormían y se dirigió al cuarto del padre, Michael se dio cuenta pero no hizo nada no creía capaz de que Tom le arrebate el Amor de su padre. Los días pasaban y las “escapadas” de Tom se hacían más frecuentes y Michael estaba intranquilo, hasta que una noche se animo a seguir a su primo después de que este se fuera a la recamara de su padre, fue sigiloso y se dirigió a la puerta que se encontraba entrecerrada se asomo un poco y quedo perturbado. La escena era algo con lo que Michael jamás creyó que pasaría. Su padre estaba dándole un beso apasionado a Tom y este ultimo parecía disfrutarlo, se veía claramente a pesar de estar oscuro como su lenguas se friccionaban entre si  como sus bocas se abrían de par en par entrelazándose de un lado a otro, escuchar los gemidos de su padre lo dejo pasmado, se escuchaba como las primeras veces que ambos disfrutaban el oral, pero jamás le había dado un beso con esa intensidad. Michael se sintió triste, triste de que su amor sea compartido con otra persona.

La escena cambio y Tom le bajo los calzoncillos a su padre y dejo al descubierto una verga completamente erecta, Michael no recordaba la ultima vez su padre tenia la verga tan erecta, pues en su ultimas pocas sesiones orales el tenia que levantársela a chupadones y aun axial no se veía tan erecta como ahora. Le sorprendió más que Tom la mitad de esa enorme verga en su boca como todo un experto, agitaba con una mano y la chupaba con la otra cada vez con más rapidez, su padre gozaba con gemidos agudos mientras Tom succionaba con más fuerza, escucho un susurro de su padre.

– Ya me vengo, prepárate precioso para tragártela toda.

Michael no pudo soportarlo más y se fue sin hacer ruido a su habitación mientras escuchaba a lo lejos el eco de acabada de su padre que el conocía muy bien. Se tapo con su sabanas y comenzó a llorar a partir de ese día Michael sabía que las cosas iban a cambiar.